miércoles, 6 de julio de 2011

Cinco golpes


Golpe 1.

Ojos moreteados no pueden abrirse. Tristes no quieren hacerlo. Parpados hinchados pesan tanto como los golpes. Buscan el calor de oscuridad.

Golpe 2.

Manos atadas, insuficientes. Creadoras de miedos y a veces de placeres. Olvidadas, inutilizadas, sometidas. Colgadas de los dedos de otros.

Golpe 3.

Lengua mordida. Envenenada con tóxicos ajenos. Despilfarro de saliva grandilocuente. Encerrada entre espasmos, intentos de contener la asfixia.

Golpe 4.

Cuello rasgado. Gotas de sangre. Cuerda al costado. Marcas de sueños partidos.

Golpe 5.

El titiritero cortó sus hilos.

Por Manuela Carcelén Espinosa

3 comentarios:

Lucho Monteros dijo...

Buen texto!! manejas el ritmo, la cadencia, sin concesiones ni ambages, sin pretensión. Lo demás es carpintería, nada más.

Spyke dijo...

Excelente texto pero que cordinacion mas exquisita de vocablos. ! me da ganas de ser espia (spy) de tus pensamientos

Manu dijo...

Gracias, las palabras vienen y van. Nada más.